Harry Potter: Especial 20th Aniversario

 

image

Hace algo más de veinte años, una mujer de nombre Joanne lograba ver su sueño cumplido al conseguir que el primero de sus libros, un pequeño cuento para niños, fuera publicado en el Reino Unido por una pequeña editorial llamada Bloomsbury. Para ser su primera publicación importante, recibió la nada desdeñable cifra de 2500£ como adelanto, una alegría para alguien que, en principio no esperaba nada más que contentar a su hija con las aventuras de su pequeño personaje. El calendario marcaba el 26 de junio de 1997. Servidor no tenía ni diecisiete años y tardaría al menos otros tres en leerse la que probablemente sea la saga de fantasía juvenil más importante de los últimos cincuenta años.

Veinte años después, 450 millones de ejemplares pululan por las estanterías del mundo entero y, esas 2500£ iniciales, se calcula que se han convertido en cerca de

image
La saga al completo. Editorial Bloomsbury

mil millones de dólares que, suponemos, mantendrá a buen recaudo en la caja fuerte del Banco de Gringotts. ¿Dónde si no podría estar más seguro el dinero de la creadora del mundo de Harry Potter que escoltado por un enorme dragón albino y unos duendes avaros y desconfiados? Porque no todos los autores de género pueden decir que han visto publicados sus libros en 77 idiomas diferentes y en 200 países regidos por otras tantas banderas. Lo que ha conseguido esta mujer es un hito en la historia de la fantasía y eso es algo que no le podemos negar.

Como bien sabéis, la saga consta de siete libros, cada uno de ellos llevado a la gran pantalla por su película homóloga exceptuando su última parte, Las Reliquias de la Muerte, que fue dividida en dos para, suponemos, exprimir aún más a sus seguidores escudados en la excusa de intentar profundizar más en las posibilidades del desenlace final. Por tanto, una saga cinematográfica que ha generado unos ingresos de más de 7700 millones de dólares y ha lanzado al estrellato a actores como Daniel Radcliffe, protagonista de las cintas en su papel como Harry Potter, y Emma Watson, que se hizo con el papel de Hermione Granger, uno de los preferidos por el público seguidor. No voy a meter aquí a Ron Weasly o, imagecomo se le conoce en nuestro mundo muggle, Rupert Grint, debido a que más allá de las películas de la saga y de amasar una fortuna nada desdeñable, solo ha tenido pequeños papeles en películas de su país; aunque recientemente hemos podido verle en la serie Snatch, basada en la película de Guy Ritchie del año 2000. Tampoco voy a hablar de Robert Pattinson en el papel de Cedric Diggory, la primera muerte importante de la saga y protagonista de otra franquicia llamada… No, me niego a ensuciar este artículo con esa blasfemia vampírica de chupasangres con brillitos como rocas de arenisca al sol.

Volviendo al tema de las películas, ya sabéis que la dirección de las mismas corrió a cargo de varios nombres. Los directores Chris Columbus, Alfonso Cuarón, Mike Newell y David Yates se encargaron de llevar la saga a cotas cada vez más grandes, a veces de forma ineficaz, como es el caso de Harry Potter y La Orden del Fénix, una cinta que, si no llega a ser por la aparición del personaje de Dolores Umbridge, interpretado de manera increíble por Imelda Staunton, habría caído en picado al olvido de los lectores de la saga. Todo lo contrario que Harry Potter y El prisionero de Azkabán, una maravilla visual perpetrada por Alfonso Cuarón,

image
Escena de Harry Potter y El prisionero de Azkaban

que consigue darle ese giro oscuro a la saga que tanto va pidiendo a partir de la cuarta entrega. Todo en ella es prodigioso, desde el tono cromático, pasando por la dirección de actores, como las tomas, el montaje o ese viaje en el tiempo magníficamente contado en el idioma cinéfilo. Una gozada. Aunque el final de la saga no es malo ni decepcionante, el papel de David Yates queda un poco desfigurado debido a la maravilla técnica que se saca Cuarón de la chistera al ser comparadas ambas. Aún así, un gran final fiel a la novela —de ahí buena parte de los errores de dicha película— que incluso en el cine pareció moverse mejor que la obra en la que estaba adaptada, consiguiendo que la historia fuese menos farragosa que la original.

Pero, y ahora que hemos llegado hasta aquí, voy a hablaros de otros directores a los que supongo que los menos fans no conoceréis. Se trata del norteamericano Justin Zagri y del italiano Gianmaría Pezzato, ambos encargados de dirigir tres películas —dos el primero y uno el segundo— basadas en la saga pero en formato fanfic, creadas por y para los fans. Las primeras tienen por título The Greater GoodEl Bien Común— y Severus Snape and the Marauders —Severus Snape y los Merodeadores—. Por parte de Pezzato, su película, que no ha sido estrenada aún, se titulará Voldemort: Origins of the heirVoldemort: El origen del heredero—, y se espera que sea antes de final de año cuando la tengamos en portales como YouTube.

imageLos cortos a cargo de Zagri, surgieron como un complemento a lo ya narrado por los libros originales. El primero de ellos, The Greater Good, narra el momento en el que los hermanos Dumbledore mantienen una discusión con Gellert Grindelwald, hasta ese momento muy amigo de Albus. Su hermano Aberforth desconfía de Gellert y avisa a Albus de lo que puede pasar si le sigue la corriente. Todo este pasaje ya es comentado en Harry Potter y el Misterio del Príncipe, así que si lo habéis leído, ya sabéis qué es lo que acontece tras el enfrentamiento entre los tres y la hermana de los Dumbledore, Arianna, que está un poco desequilibrada. Todo lo que se puede ver en el corto es en lo que desembocarán los sucesos relacionados con la varita de saúco que busca desesperadamente Voldemort al final del libro anteriormente mencionado. La factura del corto no es mala para ser de un director amateur y, sobre todo, las luchas de varitas están muy bien llevadas. Los actores son un poco palos, se les nota que son bastante novatos, pero he de reconocer que salen bastante bien parados en el film. Los efectos especiales son muy cutrones, pero como tienes claro lo que vas a ver, no te sacan de la película, y se disfruta todo a la perfección. Os dejamos aquí el enlace para que podáis disfrutarla. No existe en castellano, solo en español latino; que no os lo recomiendo porque es un doblaje de lo más chusco. Activad los subtítulos, que son perfectos y van bien sincronizados.

The Greater Good

imageHablar de Severus Snape and the Marauders ya es harina de otro costal. Esto sí que es un pedazo de corto como la copa de un pino que ningún seguidor de la saga debe perderse. Todo en él, desde los actores, pasando por las caracterizaciones, el guión, el montaje… todo está pulido con una calidad superior a lo normal. Con muchos más medios no sé qué podría hacer este señor. Aquí podemos ver un pequeño capítulo en el que los cuatro amigos Merodeadores —para los más despistados Remus Lupin, Peter Pettegrew, Sirius Black y James Potter— están a punto de abandonar por fin Hogwarts y lo están celebrando en un pub rodeados de cervezas. Mientras hablan, se nos van mostrando las características de cada uno de los personajes en sus gestos, en su forma de hablar. Es un espectáculo. Vemos el nerviosismo y la cobardía de Peter Petegrew, la rata que traiciona a sus amigos y que más adelante perderá una mano en el futuro de forma voluntaria. La valentía y la fidelidad a la amistad la vemos reflejada en el personaje de Sirius; no es tan impulsivo como su amigo Potter, pero respalda todas sus ideas, mostrando al espectador los lazos que unen a ambos. Remus es el personaje previsor y responsable que vemos en la saga. Quiere evitar a toda costa meterse en líos, pero no puede evitar seguir a sus compañeros, aunque solo sea para ayudarlos. Su caracterización es espectacular, lleno de heridas y cicatrices por culpa de su maldición. También tenemos a James Potter, un imbécil pagado de sí mismo y egoísta que no ceja en su empeño por convencer a sus amigos para hacerle una perrería a Snape, el mago que está enamorado de su chica y al que odia desde lo más profundo de su ser. Dejo para el final a este, porque sin lugar a dudas es el protagonista absoluto de la cinta. Con ese pelo negro lacio y largo, de piel cetrina, con cara de pocos amigos y esa pose seria y pensativa que siempre nos mostraron en los libros. Tras esta escena llegará el duelo esperado y aquí sí que lo gozas como un niño pequeño, como un fan más. La coreografía de los personajes es perfecta, dinámica y muy bien conseguida. Los efectos especiales no es que sean de baratillo, pero cumplen su función a la perfección. No quiero contaros nada más para que podáis disfrutarlo vosotros, porque de verdad merece la pena. Al igual que con la anterior, os dejamos aquí el enlace para que activéis los subtítulos y disfrutéis de una media hora de acción y hechizos para todos los gustos.

Severus Snape and The Marauders

imageY el tercero en discordia es Gianmaria Pezzato con Voldemort: Origins of the heir, que aún no está terminada pero se encuentra en pleno rodaje. La historia detrás de este corto es más que curiosa, ya que el director y guionista sacó el proyecto por Kickstarter con un tope de cuarenta mil dólares para conseguir la financiación. La sorpresa llegó al recaudarlos en poco tiempo y encontrarse con una demanda de Warner Bros debido a la defensa de derechos de la película. La cosa se quedó en un susto, ya que al final la productora les dio permiso para que siguieran con el proyecto pero, con una condición: no podían ganar dinero con la película. Accedieron y todo se resolvió bastante rápido. Tras casi dos años de producción podemos ver el trailer en YouTube que, no nos deis las gracias, de nuevo os dejamos a continuación.

Voldemort: The Origins of The Heir

Tiene buena pinta, ¿verdad? Esperamos que os haya gustado el artículo y que al menos, hayáis conocido algo que hace un rato ignorabais. Y si no es así, intentaremos sorprenderos con el siguiente artículo.

 

 

 

Anuncios

El reverso de Harry Potter

Hogwarts-is-here

Harry Potter, quizás un nombre y un apellido que se han unido a mi vida de forma irreversible, con la peculiaridad de corresponder al personaje más odiable de la saga aun siendo el protagonista. Ha sonado a barullo pero es exactamente lo que es, normalmente el prota gusta, no importa que sea malo o bueno, gusta porque hace más cosas que el resto, sabemos más de su vida, ejecuta maravillosos actos heroicos en los que nos involucramos sin remedio… pues bien, no es el caso de Harry Potter, o por lo menos no es el mío, me gusta más cualquier otro personaje, incluso Colagusano, y ya es decir. Supongo que es herencia de su padre, otro personaje a odiar bastante por su personalidad nada arrolladora y sólo a destacar por ser el progenitor, igual se me ve el plumero con mi fanatismo hacia Snape, puede ser.

Con estas primeras frases sólo he querido dejar en su sitio al Sr. Potter, no quitarle importancia porque sin él no existiría el universo mágico en el que un día salté de cabeza (algo que de manera normal no sé hacer) y me zambullí para siempre. Sí, creo que llegará mi carta de Hogwarts algún día, véase el “creo” y no “espero”, y que ese día podré conocer el Bosque Prohibido, a todos esos magos y mortífagos, a animales extraños y aterradores y… bueno, los que vivís un poquito allí ya sabéis a que me refiero.

Vamos a volvernos un poco locos para no escribir sobre este tema como ya se ha hecho millones de veces: cambiemos los roles.

hogwarts-lake.png

IMAGINEMOS

– Que Snape finalmente es el mortífago que parecía ser y acaba con Dumbledore entre risas mientras él se apaga con cara de sorpresa.

– Que Hermione es bastante lerda y entre Harry y Ron tienen que arreglar todas sus meteduras de pata y, por supuesto, no tiene un bolsito como el de Sport Billy (esto los más jóvenes no lo entenderán) en el que puede entrar casi un aeropuerto.

– Que la Madriguera es un castillo inmenso de mármol y cada uno come en su habitación sin hablarse con el resto.

– Que Ron no tiene hermanos, es el típico niño mimado engreído que habla con aires de superioridad y hace las cosas sólo por salvarse el culo.

– Que Malfoy es enamoradizo, bonachón y bebe los vientos por Luna Lovegood.

– Que Dumbledore no es el director de Hogwarts sino un centauro amargado que lanza flechas con una ballesta cuando alguien se acerca a las lindes del Bosque Prohibido. Casi todos tienen ya alguna cicatriz.

– Que el director es ahora Hagrid y se pasa la vida sacando a los alumnos de las clases con excusas peregrinas simplemente porque se aburre.

– Que McGonagall tiene el puesto de Filch con la Señora Norris de mascota, solo que ella se convierte en pato y su propia gata se la quiere comer cada dos por tres.

– Que Lupin es cleptómano y se dedica a robarles a todos sus varitas en cualquier momento, sin maldad, eso sí.

– Que Tonks es normal, bajita, delgaducha y sin ninguna gracia… ¡Ah sí! Y está casada con Snape.

– Que Luna Lovegood es morena, su padre es contable y ella se dedica a cotillear sobre todos y buscar trapos sucios, no es muy apreciada.

–  Que los padres Weasley son ultrareligiosos y obligan a Ron y a todos los que vayan al castillo/Madriguera a vestir de gris porque los colores atraen al que No Debe Ser Nombrado.

– Que Dobby y el resto de elfos domésticos no saben más que molestar y ensuciarlo todo, por lo que todos los residentes de Hogwarts tienen que repartirse las tareas del colegio con una tabla mensual.

– Que Harry Potter se dedica a ir por el colegio mendigando subidas de nota porque la magia se le da regular, toda su aspiración es llegar a ser maquinista del Expreso de Hogwarts.

– Que los dementores son realmente molestos porque revolotean siempre por encima del colegio, poniéndolo todo perdido de babas y confeti, son bobitos, y luego, claro, tienen que añadirlo a la lista de tareas.

– Que Voldemort es en realidad un hada y tiene nariz; No es un hada buena, es más un rollo hada de “Dentro del Laberinto” pero a lo grande, es decir, tiene alas y brilla, pero su cuerpo es de tamaño standard; quiere apropiarse de todos los niños de 0 a 17 años para montarse un nuevo colegio de magia en el que pueda tener su propio despacho de director y por eso a los padres les da tanto miedo, en realidad es una lucha de protagonismo.

– que Crookshanks sí que se transforma en algo que es lo que todos hemos esperado siempre, es un malencarado porque pasa de gato a oruga y no lo lleva bien, igual la razón es que se transforma cada rato sin motivo aparente.

– Que Sirius Black es un poco payaso, va vestido de colores fluorescentes y hace magia por casualidad, nunca sabe que hechizo va a salir de su varita aunque se concentre, pero oye, es rico, un padrino muy apreciado para Harry.

– Que Bellatrix Lestrange vive en el Bosque Prohibido en una tienda de campaña, gusta de las comodidades, pero es pobre, y siempre anda discutiendo con Dumbledore. ¿Será por amor?

– Que Dolores Umbridge es monja y tiene una mesa, que mueve por las diferentes ferias, para recaudar fondos destinados a construir un colegio para que los elfos domésticos puedan aprender tareas del hogar. Un cielo.

– Que Filch sigue siendo un squib pero acaudalado, le gusta pasearse por el colegio y acariciar a todos los gatos que se encuentra, a veces también a algún pato, y dona grandes cantidades de dinero que el colegio destina a la manutención de éstos.

– Ollivander sigue vendiendo varitas, eso no puede cambiar, pero a algunos les cuela imitaciones de baja calidad que vienen de muy lejos.

– Y a Neville Longbottom le dejo para el final porque no le voy a tocar, siempre seguirá siendo el verdadero héroe de la historia.

 

Sé que hay muchos más personajes en la saga, pero no podía dedicarle todo el tiempo del mundo a contaros sus aburridas y disparatadas vidas . Así que disfrutad de estas poquitas como yo disfruto poniendo patas arriba todo su mundo.