Encuentro con CJ Tudor, autora de El Hombre de Tiza

Con motivo de la visita de C. J. Tudor a España, autora de El hombre de Tiza (Plaza y Janés), Penguin Random House montó un encuentro con los lectores en la Librería Cervantes (Y Compañía), en la famosa Calle Pez de Madrid. Allí acudimos raudos y veloces los Búhos del Caos para ver qué cosas interesantes tendría para contarnos la autora tras ver publicada su primera novela y descubrir que se ha convertido en un gran éxito de ventas aquí y en otros países del mundo.

image
Escaparate de la librería.

En palabras de su editora: «La novela ha sido ya publicada en países como Alemania, Holanda, Italia, Gran Bretaña o EEUU. La acogida parece haber sido bastante positiva. Ella reconoce abiertamente que es deudora de la pluma de Stephen King. Se ha comparado su novela con It y con Strangers Things aunque esta última es posterior al germen de la historia. Es un homenaje a todos los productos audiovisuales en los ochenta como los Goonies u Hombre Lobo americano en Londres.»

Tras esta pequeña introducción, da paso a los allí presentes, que comienzan con sus preguntas.

PD: Como juego, a ver si sois capaces de adivinar qué dos preguntas hizo el reportero mas dicharachero de Los Búhos del Caos.

PD2: Como buen representante del Caos, lo que leeréis a continuación es una transcripción más o menos literal de las respuestas de la autora ya que, como siempre, se me olvidó llevarme la grabadora.

¿De donde sacó la idea?

Como la mayoría de los autores que publican por primera vez, tenía una novela escrita desde hacía diez años. Me quedé embarazada, después tuve una niña, tuve todo tipo de trabajos, entre ellos paseaba perros… A los dos años de nacer mi hija le regalamos una caja de tizas por lo que nos pasamos toda la tarde dibujando monigotes con ellas. Al llegar la noche, nos metimos en casa y en un momento dado, ya de madrugada, al salir al porche de la entrada, se encendió la luz automática del mismo e iluminó todos los hombres de tiza. Me parecieron tan inquietantes que incluso le dije a mipareja ¿no te parecen muy creepies? Al día siguiente comencé a escribir.

Eddie, el protagonista, colecciona todo tipo de objetos. ¿Tú, como él, coleccionas alguna cosa?

Me gustan las joyas con calaveras. Y de niña tenía una caja de zapatos con cosas sin importancia o de valor, con cosas que iba encontrando en el bosque como conchas, piedras… No tanto como Eddie, pero sí, algo coleccionaba.

La clave del libro es la infancia. ¿Como consigues introducir toda la parte oscura para que provenga de unos niños?

La verdad es que a menudo vemos la infancia como un mundo de color de rosa. Sin embargo la infancia es una parte de la vida bastante oscura. Hay muchas cosas que no cuentas a padres, cosas de las que no hablas con nadie. Es una vida paralela con sus propias normas: abuso, acoso, Bullying. Los niños son muy crueles. Sin embargo, hay cosas que asustan pero por alguna razón, a los niños les encanta aunque no pueden explicar por qué. Nosotros de hecho, en mi pandilla, cuando éramos pequeños buscábamos en el bosque con la esperanza de encontrar algo horrible. Nos contábamos películas y leyendas de terror, algo que en la infancia siempre se encuentra. No sé, contradicciones….

¿Quien fue la primera persona que leyó el manuscrito y qué le dijo?

Su agente ha sido nombrada agente del año. La verdad es que no enseñé la novela hasta que no la envié a los agentes. Pensé en dársela a mi pareja, pero es tan crítica que pensé: mejor no. No tenía ningún tipo de expectativas. Cuando la tenía escrita, escogí a cuatro agentes y se la envié. Uno de ellos en concreto era mi favorito. Recibí respuestas positivas y entre ellas, la que a mí me gustaba, así que fue la que elegí. Me sugirió cosas, para cambiar, de hecho el tercio final tuve que modificarla. Una vez incorporado fuimos para adelante. Y, desde luego, pensé que nunca iba a conseguir publicar, pero aquí me tenéis, con cuarenta y seis años y mi primera novela publicada. Es por eso que siempre digo: seguid intentándolo.

¿Como se te ocurrió escribir thriller? ¿Fue por Stephen King o por alguna otra razón?

La verdad es que siempre me ha gustado el género negro, los giros en la trama, averiguar quien es el asesino. De niña leía a Ágatha Christie. A todos nos pasa eso, que nos gusta. ¿Por que? Supongo que por un lado porque así damos rienda suelta a nuestra oscuridad. La ficción, al contrario que la vida real, siempre tiene resolución. Y por otro también la satisfacción de descubrir qué pasa, decir buah, ya sé quien es, y eso es algo que nos gusta a todos.

¿Era necesaria para la ambientación situar la novela en un pueblo pequeño, cerrado y lleno de prejuicios?

Creo que para cualquier novela de este género, es el lugar ideal. Las rencillas, historias, pasado, entorno pequeño y cerrado, con un elenco reducido… todo eso da material para los misterios, los secretos; eso es algo que en las grandes ciudades no pasa. Esa claustrofobia no funciona en una gran ciudad. Yo soy de un sitio así, por lo que me ha resultado muy sencillo recrear un mundo así.

¿Por qué decidiste que pasaran treinta años entre cada capítulo?

Escribí primero todos los capítulos ambientados en la infancia de los personajes, pero al hacerlo me di cuenta de que aquello no podría fluir si separaba la novela en dos bloques: presente y pasado. Es por eso que los intercalé, algo que además te permite dejar las cosas en suspense para mantener la intriga. El truco está en equilibrar ambas épocas.

Te gustaría ver tu novela en una película?

Claro. De hecho estamos en negociaciones para poder hacer una serie de seis capítulos. A ver si hay suerte y prospera.

Desde que sucedió el episodio de las tizas, ¿cuánto tardó en escribir la novela?

Desarrollar la idea como tal, seis meses. Los buenos agentes le dan vueltas y sugieren cambios y demás, así que con todo estounos dos meses mas.

¿Tenías ya pensado el final?

Yo no soy de planificar mucho, sino que voy escribiendo y dejándome llevar. Sin embargo esta vez tenía una ligera idea. Es más, de hecho escribí el final cuando iba por la mitad. Cambié un par de giros, pero los dos episodios finales estaban claros.

image

¿Te encontraste con algún conflicto a la hora de escribir el libro? Y si es así, ¿cómo los solucionaste?

Uno escribe porque le gusta. Me encantó recrear los ochenta, me inspiré mucho en mi pandilla, en mí misma y me lo he pasado muy bien. Luego hay cosas que no son tan fáciles o divertidas, claro. Pero cuando oigo a otros escritores decir lo aburrido que es, me cabreo porque siento que esto es un privilegio, sobre todo teniendo en cuenta otros oficios que he tenido. Yo destacaría que llegas a un punto en el que te quedas bloqueado, que piensas que todo lo que has escrito es una porquería y entonces entras en un momento de pánico. Me ocurrió cuando llevaba dos tercios, pero sin saber cómo, todo encajó de repente y al final acabé. Es algo a lo que hay que enfrentarse.

¿Tienes algún referente de la novela oscura inglesa? Quizá Ramsey Campbell o Clive Barker…

El primero me encanta, pero nunca se me había ocurrido parecerme a él porque creo, e intento recordar, que nunca he leído nada de él. Soy muy fan de Michael Marshall, mezcla los géneros, usa humor con misterio y terror, algo que aquí he intentado hacer. Las influencias de Stephen King e mi novela son deliberadas y patentes pero confío en haber conseguido que el libro hable con mi propia voz. Creo positivo reconocer cuales son tus referencias, pero también hacerlo a tu manera. Otro autor que me encanta es James Herbert. Sí, siempre he sido un poco oscura, no leo literatura romántica.

¿Tienes alguna rutina o manía a la hora de escribir?

Bebo. Así, en general y en mayúsculas. Bebo té por la mañana, café por la tarde y por la noche vino. Y respecto a si tengo algún método o rutina, la verdad es que en aquella época tenía un negocio, también una niña pequeña, por lo que hubo reconciliar, no podía tener una rutina. Ahora prefiero escribir por la mañana y revisar por la tarde o por la noche. Me gusta salir y escribir en una cafetería, porque en casa me distraigo. Es un lujo poder hacerlo.

¿Si hubiese que poner música a la novela, que canción pondrías?

Ya me lo preguntó un editor. Es difícil, en aquella época The Cure, Depeche Mode, The Smiths. En el principio Lou Reed sería ideal o The Killers.

¿Qué tipo de personaje serías? Y si tuvieses que dejar un mensaje con tiza ¿Qué color usarías?

Me veo mucho en el personaje de Nikki porque me de niña me veía un poco chicote, quizá es algo preocupante, pero era así. Aunque con todos en general. Sobre todo con Ed y sus manías, particularidades, era un poco obsesiva. Respecto al color… sí, creo que el blanco.

El personaje de la madre de Eddie me ha gustado muchísimo.

A mí también. Es un personaje de mujer fuerte, como en la época. Es cuando las mujeres empiezan a concebir que el marido pueden quedarse en casa y ellas tener carrera, algo importante en la época. Me inspiré mucho en mi propia abuela, que a veces podía ser rotunda, cortante.

Es sorprendente el hecho de que reconoces abiertamente que tu novela es un homenaje a Stephen King. Aquí en España, cualquier escritor de terror que se precie busca evitar ese tipo de comparaciones. De hecho, el lector de terror español parece que condena esa fórmula en los autores patrios. ¿Pasa algo similar en UK?

Sería muy poco honesto decir que no, que no es un homenaje al Sr. King. Es más que evidente, por eso quería escribir algo así, porque me encanta su obra. Pero quería que pasara en UK, y también hacerlo mío. Por eso introduje todo eso. No entiendo por qué no hacerlo, reconocerlo y de hecho, hacerlo abiertamente. Alguien dirá «oh, es una copia, no es original», pero en realidad le rindo homenaje a él, a los ochenta, que se entienda que soy honesta. Y ya solo que aparezca mi nombre en la portada del libro junto al suyo ya es bastante orgullo para mí. Dicho esto, hay que tener tu propia voz, porque de nada sirve copiar. Una cosa es tener esa influencia y otra es copiar. Será interesante ver qué pasa cuando salga mi segunda novela, en unas cosas se parecerá el hombre de tiza y en otras veremos si he conseguido evolucionar.

Y esto fue todo. A continuación se nos invitó a unas copas de vino a todos los que estábamos allí y a disfrutar de un rato con la autora de una forma más personal, mientras atendía a los lectores y firmaba sus libros.

image
La autora disfrutando de una imagen promocional de su novela en el Metro de Madrid. Fuente: Twitter de la autora

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s